Espejo de lo que somos

No me puedo resistir…

¡Qué cagada!

No paro de imaginar a ese pedasssso de directivo que le vienen a presentar la campaña “Reflejo de lo que somos” y que siempre tiene que dar su toque de calidad…

¿Reflejo? ¿Por qué “reflejo”? Si todos llevan espejos… Además, un espejo muestra la realidad como es… Mientras que un reflejo puede cegar, deslumbrar, distorsionar…

Y llega un momento en que ese pedasssso de directivo dice… ¡¡Digamos Espejo de lo que somos!!

Claro, luego alguien se dio cuenta fijo… Pero…

A) Los carteles estaban en el imprenta y ya era tarde.

B) ¡Ah! Se siente… ¿No querías “espejo”? ¡Pues te vas a hartar!

Algo así… Lo que sí sé seguro… Por experiencia… Es que cuando grabaron la locución se dieron cuenta… Fijo…

Cuando ese locutor… (David, ¿quién es?) está en la sala alguien le dirá cómo quieren la locución… Más alta, más baja, más rápida…

Y ahí… Cuando hace ese pequeño e imperceptible énfasis en el “jo” de espejo… Se tuvieron que descojonar pero bien!!!

¡¡Telemadrid: Espe Jode lo que somos!!

Porque si quisieran que no sonara así… Tan fácil como decir:

Telemadrid: Espejo… (bonita pausa dramática) de lo que somos. Y ya…

Pero no…

En fin, que me descojono… Sea como sea… Cada vez que lo oigo…

Leave a Reply