Fin de año en los 3 Valles

Acabo de volver de pasar una semana esquiando en los 3 Valles, para mí, el mejor dominio esquiable que conozco.

Lo forman las estaciones de Courchevel, Meribel, Val Thorens y Les Menuires. Nosotros estábamos alojados, precisamente, en Les Menuires. No es la zona más bonita, ni mucho menos, pero nuestro apartamento estaba muy bien. Mantenía el encanto de las construcciones alpinas y estaba lo suficientemente alejado del centro como para ser muy tranquilo… y lo bien comunicado con las pistas de esquí como para poder salir casi esquiando y llegar con los esquís a la puerta.

El viaje comenzó con una gran nevada en todos los Alpes el sábado 27. Ya al salir nos avisaron que estaba la cosa complicada. Tanto lo estaba que tuvimos que hacer noche en Lyon. Al aterrizar el avión, el autobús que nos tenía que llevar a la estación, nos llevó a un hotel.

Pudimos dar una vuelta por Lyon, salir a cenar… acostarnos pronto… y a la mañana siguiente, la organización de Montaventura, nos habían prometidos noticias a las diez y, puntualmente, nos citaron a las doce para el traslado a la estación.

En el viaje se pudo ver mucha nieve, en cotas muy bajas, el día anterior debió ser una locura. Nosotros logramos llegar sin problemas… y la verdad sea dicha, esa nevada fue salvadora.

Al día siguiente ya pudimos empezar a esquiar… y con una nieve increíble. Buenísima, fría, polvo del bueno…

Todos los días gozamos de muy buen tiempo… y pudimos disfrutar de esos Alpes impresionantes. Valle tras valle… allá donde te asomaras, aparecían más montañas… más picos…

No sé la de kilómetros que habremos recorrido… Las aplicaciones que lo miden no sé si son muy fiables… pero podrían ser unos sesenta o setenta por día…

Cuatro esquiadores de nivel… con poca forma pero muchas ganas…

Recorrimos todas las zonas y nos encantó… También me tomé una tartiflette, una raclette y probé la Tarte Tatin en Courchevel.

La conclusión es que ha sido un viaje maravilloso… con mucha suerte por la nevada que nos privó de un día… con mucha suerte por el tiempo, a pesar de que los dos primeros días tuvimos unas temperaturas de -20…

Y lo malo… muchas piedras, poca nieve, mucha gente… es lo que tiene ir en la semana más “punta” del año… Pero al menos hemos ido y hemos disfrutado muchísimo.

El cansancio se va pasando… ahora queda todo lo esquiado… e ir preparando las fotos… el vídeo… ¡el viaje nunca acaba!

Leave a Reply