Increíblemente mala realización del concierto de Amaral “La barrera del sonido”

Estoy a punto de cometer una injusticia del tipo de las que tantas veces he criticado aquí…

Sí, porque digo “increíblemente mala la realización” y a lo mejor la culpa no es del realizador… o realizadores…

Quizá la culpa sea de la postproducción, ya que -en la nueva era en que vivimos- no está muy claro quién tiene la última palabra sobre el montaje y sobre el producto final…

Os cuento:

Me compré hace unos días el último disco de Amaral: La barrera del sonido.

Amaral

El cd está muy bien… siempre había oído que el directo de Amaral era una pasada, que estaba genial… y la verdad es que sí.

Pero hoy he puesto el dvd que contiene la grabación del concierto. Hecho por Canal+ con unos medios alucinantes. Cabezas calientes, carrelos, autónomas… ¡de todo! Un despliegue que ya lo quisiera Bruce Springsteen…

¡¡Y es una mierda como un piano!!

Yo creo que, si un grupo se llama Amaral y son dos personas -Juan Aguirre y Eva Amaral-, debería centrarse la realización en ellos. Especialmente, con todos mis respetos, en la cantante.

Pues no… En este concierto sale todo el mundo menos ella… o por lo menos parece que no quieren que se la vea…

En cuanto se le ve la cara, cambian. No aguantan ni una estrofa…

A mí me gustan los montajes picados… Es más, suelo pecar de ello… ¡Pero cuando está justificado!

Aquí les da igual si la canción es rápida o lenta… les da igual si es el principio o están en el estribillo… ¡Van al mismo ritmo pase lo que pase! Les da igual si es una frase emotiva, si es un grito, si es un susurro… No se cortan en pinchar cosas que no vienen a cuento.

No quisiera ponerme pedante ni dármelas de lo que no soy… pero es de sentido común que lo lógico es pinchar al guitarrista que está tocando… y no al otro. Además hay un truco: ¡saca al que tenga luz!

Los planos generales se suelen poner al principio, mientras te acercas… están muy bien… enseñas el escenario… bien.

Pero en mitad de la canción, empeñarte en mostrar al público que tampoco hace nada especial… o irte a un plano lejanísimo… te saca de la canción.

Por no hablar de la cantidad de planos que, con tal de picar, meten de la corista bailando, del guitarra que acompaña, del batería… Que vale, están bien… ¡Pero mientras tanto se acaba la canción y no vemos a la cantante… que además está cantando!

Bueno, mejor os pongo un ejemplo y así juzgáis. Es todo el concierto igual.

Me río por no llorar… Me ha decepcionado muchísimo, la verdad. Y me da rabia que tengan tantos medios y que hagan eso… Parece que han querido exhibirse… y se han pasado.

Increíble.

Leave a Reply