Mensaje de Piqué a Puyol tras anunciar que deja el Barça a final de temporada

Gerard Piqué acaba de colgar en su Facebook un mensaje a Puyol que creo que refleja un poco cómo nos sentimos los culés y, además, nos muestra su relación, su amistad y lo que Puyol ha significado y significa para el Barça. Traducción al castellano más abajo.

El meu àngel de la guarda

Ha arribat el dia. Te’n vas. Tot i que és llei de vida, és impossible imaginar-me un Barça sense tu. Si miro enrere i recordo París o Roma, la primera imatge que em ve al cap ets tu aixecant la Copa d’Europa. A Wembley li vas cedir l’honor a l’Abi, detall que encara et fa més gran. La meva generació i les que venen darrere no saben el que és un Barça sense el Puyi a la defensa, amb el braçalet i el ‘5’ a l’esquena. Suposo que ja res serà el mateix.

Et vaig conèixer fa quasi 6 anys. Tu eres el capità i emblema de l’equip i jo un juvenil que venia a menjar-me el món. Des del primer dia vam tenir una gran relació, tant dins com fora del camp. Al teu costat em sentia protegit, sabia que si un dia fallava, tu estaries allà per salvar-me. Eres el meu àngel de la guarda.

Vull que sàpigues que trobaré a faltar les nostres xerrades al vestidor, els teus consells i sobretot, les teves “bronques” sobre el terreny de joc. Ets únic i irrepetible. Em fa molta gràcia quan parlen de fitxar ‘el nou Puyol’. Que segueixin buscant, perquè mai el trobaran.

Gràcies per tot, Puyi.

Foto Gerard Piqué FOTO: Facebook de Gerard Piqué

Mi ángel de la guarda

Ha llegado el día. Te vas. A pesar de que es ley de vida, es imposible imaginarme un Barça sin ti. Si miro atrás y recuerdo París o Roma, la primera imagen que me viene a la cabeza eres tú levantando la Copa de Europa. En Wembley le cediste el honor al Abi, detalle que todavía te hace más grande. Mi generación y las que vienen detrás no saben lo que es un Barça sin Puyi en la defensa, con el brazalete y el ‘5’ a la espalda. Supongo que ya nada será lo mismo.

Te conocí hace casi 6 años. Tú eras el capitán y emblema del equipo y yo un juvenil que venía a comerme el mundo. Desde el primer día tuvimos una gran relación, tanto dentro de como fuera del campo. A tu lado me sentía protegido, sabía que si un día fallaba, tú estarías allí para salvarme. Eres mi ángel de la guarda.

Quiero que sepas que echaré de menos nuestras charlas al vestuario, tus consejos y sobre todo, tus “broncas” sobre el terreno de juego. Eres único e irrepetible. Me hace mucha gracia cuando hablan de fichar ‘el nuevo Puyol’. Que sigan buscando, porque nunca lo encontrarán.

Gracias por todo, Puyi.

Leave a Reply