Browsed by
Month: June 2022

Primera visita a mi olivo de Apadrina un Olivo, parte II

Primera visita a mi olivo de Apadrina un Olivo, parte II

En un artículo anterior os hablaba sobre el proyecto de apadrinaunolivo.org, puedes leerlo aquí.

La visita al olivo y conocer de primera mano a todo el equipo que forma y hace posible Apadrina un Olivo era una idea que tenía en la cabeza desde el principio. Porque sí, recibes fotos del olivo que has apadrinado, vas viendo cómo va… pero conocerlo y tocarlo es diferente.

Al olivo lo puedes ir a visitar cuando quieras, pero una vez al mes hay visitas organizadas de padrinos, que es mucho mejor porque el equipo de Apadrina un Olivo se vuelca en estas visitas con un programa muy completo que permite conocer el proyecto, la zona, el pueblo, los campos… y por supuesto, tu olivo.

Oliete
Llegada a Oliete

Read More Read More

Primera visita a mi olivo de Apadrina un Olivo, parte I

Primera visita a mi olivo de Apadrina un Olivo, parte I

En 2019 conocí el proyecto de Apadrina un Olivo y en el mismo momento me cautivó.

Es un proyecto tan bueno, tan bonito, que abarca muchísimos frentes. Tiene lugar en Oliete, un pueblo de la provincia de Teruel, cuyo nombre va ligado a los olivos. Desde la época de fenicios, íberos y romanos, la cosecha y el cuidado del olivar y la obtención de aceite ha estado ligado a la zona.

Olivos con Oliete al fondo

Recuperación del olivar

El olivar, en Oliete, ha estado siempre ahí. Ligado a su cultura, formando parte de su identidad, su cultura y su ecosistema.

Hablamos de 87 kilómetros cuadrados de campos de olivos, el bosque de Oliete. Si estos olivos mueren y desaparecen, estaríamos hablando de 87 kilómetros cuadrados de desierto y tierras yermas.

Un olivo que no se cuida, que no se poda, cuyo suelo no se labra, fertiliza… que no se recoge, ni se vigila si está libre de plagas… está condenado a convertirse en un arbusto grande, rodeado de chitos (ramas que aparecen en la base y roban recursos al árbol principal) y a terminar secándose y muriendo.

Hay 100.000 olivos en Oliete. Ya están recuperados más de 15.000, queda mucha tarea por delante.

Plantar árboles está muy bien, pero ¿qué pasa con los que ya están plantados? ¿Nos vamos a desentender de ellos?

Olivar de Oliete

Mantener con vida el pueblo

Pero es que además, el proyecto de Apadrina un Olivo en Oliete es un proyecto social. Gracias a su puesta en acción y la luchar por la recuperación de los olivos, esto trae consigo muchas consecuencias positivas para el pueblo.

En 1910 la población de Oliete era de 2.533 habitantes. Ahora está en 343.

Es muy difícil revertir la tendencia de descenso poblacional que se da en la España vaciada, en los pueblos del interior. Lo que sí se puede conseguir es estabilizar la población y asegurar que haya recursos para los que allí siguen.

Calle de Oliete
Calle de Oliete

Actualmente se ha conseguido que siga abierto el consultorio médico los días laborables, la farmacia, la escuela, tres bares, tiendas, peluquería y haya una sucursal de Ibercaja en el pueblo.

Con la puesta en marcha del proyecto de Apadrina un Olivo, Oliete vuelve a tener molino y almazara, que se había quedado sin ninguno.

El proyecto da trabajo indefinido a 13 personas en la actualidad (y va aumentando), que son trece familias que se instalan en el pueblo y permite que Oliete sea un sitio atractivo para que familias se puedan plantear instalarse allí.

Y el aceite…

Desde que Apadrina un Olivo construyó su propio molino y almazara, pudieron controlar todo el proceso de elaboración del aceite y permitirles hacer aceite de la mejor calidad posible.

Durante 30 años de abandono los olivos han estado libres de productos químicos, hay que aprovecharlo para volver con un cultivo ecológico y obtener un producto de excelente calidad que ha ganado dos veces el premio al mejor aceite del bajo Aragón.

Con el aceite de mi olivo, apadrinaunolivo.org

Por tener un olivo apadrinado, además de ayudar a que este proyecto sea viable, recibes dos litros al año de este aceite tan exquisito.

La variedad de oliva que dan los olivos de Oliete es, en su grandísima mayoría, empeltre. Hay un pequeño porcentaje de manzanota y arbequina, pero principalmente el empeltre es lo que más se recoge.

Para hacer aceite de oliva virgen extra y obtener las puntuaciones de calidad que recibe el aceite de Apadrina un olivo, la aceituna tiene que ser molida en las primeras 24-48 horas desde que se recogió. También tiene que ser transportada al molino de la mejor manera posible, en cajas mejor que en sacos, trabajada en frío y, por supuesto, con una única pasada y sin refinar.

Todo esto se hace en la almazara de Oliete, gracias al fantástico trabajo de Carlos y Jaime, y nos permite disfrutar del fruto de nuestros olivos como el oro líquido que es.

En el próximo post, la visita.