Entrevista a Rafa Nadal, número 1 del mundo.

El pasado miércoles 28 de enero, El País publicaba una entrevista a Rafa Nadal.

Reconozco que admiro a Rafa por su capacidad de sacrificio, su concentración, su tenacidad… No me atrevo a darle el título de mejor deportista de la historia… pero, desde luego, es uno de ellos.

Aparte de su faceta como tenista, lo poco que se conoce sobre él fuera de las pistas refleja una buena persona, humilde a pesar de todo y comprometida con el mundo que le rodea.

Rafa Nadal por Blogarjona

Juan José Mateo, enviado especial a Melbourne, le hacía una entrevista más personal de lo habitual… fuera de los topicazos de siempre.

Pulsa aquí para leerla completa.

Rafa Nadal por Blogarjona

Entre las respuestas que más me han llamado la atención están las siguientes:

Sobre su nivel tenístico y el número 1 del ranking: Todos tenemos que tener bien claro que lo que he hecho en los últimos cuatro años es muy difícil de repetir. Uno nunca sabe cuándo puede tener un bajón. Ojalá no pase este año. Pero, cuando uno lleva tiempo ahí, es normal que empiece a tener alguna laguna.

Confiesa su miedo a la oscuridad: Quedarme solo en casa no me gusta nada. Si mis padres han salido a cenar, irme a mi cuarto, apagar las luces y echarme a dormir es imposible. Si hago eso, no duermo en toda la noche. Ruido por todos los lados… Me quedo en el sofá, con las luces y la televisión encendidas. De pequeño, me costaba mucho: me iba a dormir y a la media hora…, pasillito y a la habitación de mis padres.

Rafa Nadal de pequeño en Blogarjona

Sobre su problema con el orden: Mi problema es que tengo muchas cosas. Llego con tres bolsas de ropa porque me he ido un mes, con el ordenador, la Play… Llego a mi cuarto, está impecable y al rato ya no está tan impecable.

Sobre la sorpresa del discurso de Ingrid Betancourt en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias: Es un ejemplo a seguir, un ejemplo para no rendirse. Lo más normal sería decir: “He salido. Voy a vivir mi vida, a intentar esconderme y estar tranquila”. Ha buscado un camino totalmente contrario. Es ejemplar.

Rafa Nadal e Ingrid Betancourt Premios Príncipe de Asturias

Sobre su estancia en Pekín 2008 y la selección de baloncesto: Tuvimos la suerte de coincidir en el mismo piso. Ya conocía a algunos. Pude compartir con ellos eso porque llegaba en un momento duro del año, muy cansado. Cuando empezó el torneo, todo cambió. Fue en parte gracias a ellos, a poder jugar a las cartas, a salir, a estar puerta con puerta y prácticamente abierta todo el día… Una experiencia totalmente distinta al circuito. Estaba feliz.

Pekín 2008

Sobre el partido de Verdasco y Acasuso en la final de la Davis: Lo vi en casa. Fue un partido de muchos nervios. Yo lo veía fácil, tranquilo, sencillo… Acasuso es un gran tipo, pero no está acostumbrado a jugar esos momentos. Desde la tele, que se ve todo más fácil, lo veía claro. Tres al revés, cambiar una. Me puse nervioso. Perdió el tercer set y no lo entendía.
Lo veía, de nivel, por encima. No le gritaba a la tele, pero sí llamé al fisioterapeuta, a Julián, y
le dije: “¿Qué le estáis diciendo? ¿Pero lo estáis viendo?”. Me dijo que le estaban diciendo lo mismo, pero que estaba muy nervioso.

Reuters

Sobre los paparazzi: No me parece correcto, ni para mí ni para nadie, que esté en la piscina de mi casa y pueda venir un tío, sacarme una foto y publicarla. Es una falta de intimidad y privacidad brutal.

Sobre la elección de Obama: Una esperanza, una imagen nueva que parezca que lo puede arreglar todo. Seguramente no pueda porque es casi imposible arreglar todo el mal que se ha hecho. Este señor tiene una presión brutal: todas las expectativas que se han creado… En parte, es bueno. En parte, no lo es. Por bien que lo haga, parecerá que nunca es suficiente.

Foto r.difulvio

Leave a Reply