Coincidencias y gratas sorpresas

Coincidencias y gratas sorpresas

El mundo es un pañuelo, está claro.

El pasado sábado me he vuelto a encontrar, gracias a mi actividad de fin de semana, con un viejo amigo del pasado.

Era un día normal en la sierra cuando se me acerca un hombre y me saluda preguntándome si me acordaba de él. Son tantos los alumnos que han pasado por mis clases, que, aunque tengo bastante buena memoria, a veces se me escapan. Pensaba… pensaba…

Quizá no fuera del esquí… rápido repaso a todos los conocidos de la tele… del tenis… Mmmm… No caigo.

Valdesquí 11-2-2012

“Soy Víctor, el hermano de David”. Mmmm… Rápido pensando: ¿Qué David? (siempre he estado rodeado de Davides en mi vida). Y en seguida caigo. ¡Víctor de Torrejón! El hermano de mi amigo David de la más tierna infancia…

¡Qué pequeño es el mundo! Resulta que apuntó a su hija a Econieve, sin saber que estaba yo por ahí ni nada… ¡Bien por la web! 😉

Nos estuvimos viendo todo el día, incluso coincidimos alguna bajada juntos. Recordamos los viejos tiempos… Yo recuerdo aquel verano en que venía a cuidarme durante el día, íbamos a la piscina, al cine alguna vez, jugábamos al Asalto al Banco de Inglaterra de NAC… ¡Qué tiempos!

Una coincidencia y una muy grata sorpresa…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.