Los primeros minutos son los importantes

Decía Antonio Díaz Miguel, aquél que fue seleccionador nacional de baloncesto hace muchos años, en un libro que tenía yo de pequeño que los primeros cinco minutos de cada parte en un partido eran los más importantes… los decisivos…

Supongo que sería porque ahí se sentarían las bases de cómo ha entrado el equipo a jugar en el partido, o tras el descanso…

La verdad es que no sé si es así o no… si funciona…

Pero sí es cierto que esa teoría se puede aplicar a muchas cosas en la vida… Pero más que nada se puede aplicar en el sentido de es importante no cagarla en los primeros minutos…

Es importante no cagarla en los primeros minutos de la primera cita…

Es importante no cagarla en los primeros minutos de una entrevista de trabajo…

Es importante no cagarla en los primeros minutos del primer día de trabajo…

Es importante no cagarla en los primeros minutos de un programa de televisión…

Aunque bueno… En este último caso… Pasa lo de siempre… Si al principio la audiencia es muy baja y los espectadores se van incorporando más tarde…

Pero bueno… Aun así no conviene cagarla al principio de ningún programa… En parte por este motivo es que vamos a hacer el clip incial sobre el que llevamos un par de días hablando…

Pero bueno… Volviendo al día de hoy, sábado, 8 de la mañana…

Me he levantado… Porque esos primeros minutos son los importantes…

He estado atrapando y evitando que se me escapen los pensamientos y las ideas que siempre surgen, como tratando de huír de los sueños, en los primeros minutos tras despertarse…

Sueños

Rápidamente hay que escribirlos en un papel… Porque si no… Si confías en que te acordarás… ¡Se escapan!

¿Ves? Al final éste ha sido un ejemplo de Los primeros minutos son los importantes y no de lo importante es no cagarla en los primeros minutos…

Leave a Reply