Twitter, de algo que no se sabe bien qué es… a instrumento de control

Twitter, de algo que no se sabe bien qué es… a instrumento de control

Twitter

Twitter es ese gran desconocido… Incluso ahora es complicado explicar qué es o para qué sirve.

Lo cierto es que cada vez se habla más de él, a todas horas… y en los últimos meses son cientos de miles los nuevos usuarios que están apareciendo.

Hace unos años, cuando abrí mi cuenta (el 2 de febrero de 2009), la verdad es que no servía para casi nada. De hecho la tuve inactiva durante algún año, incluso.

Escribir mensajes de 140 caracteres que, en principio, no va a leer nadie… no parecía muy interesante.

En esa misma época estaba en pleno auge Facebook… y parecía que Twitter tenía los días contados.

Twitter vs Facebook

Al principio, los mensajes que se leían en Twitter eran extremadamente simples y carentes de interés, salvo para fans incondicionales de la persona a la que sigues. Del tipo: Buenos días; o Me voy a acostar; o Voy al dentista… Meras actualizaciones de estado.

En Twitter, tú puedes seguir a quien quieras y leer todas los Tweets que ponga… También le puedes responder a esos Tweets y la persona a la que sigues, recibe esa respuesta. Pero eso sí, lo que tú Twittees, sólo lo leerán los que te sigan a ti.

De esta manera, se han estado creando auténticos Mass Líderes en Twitter. Gente con un montón de seguidores que lo que ellos Twittean llega a muchísimos followers (seguidores).

Follow me

Agustín Jiménez, a pesar de Twittear Spartacus todas las semanas, con once mil y pico followers.

Buenafuente todos los días interactúa con sus seguidores… y así lleva más de trescientos setenta mil…


Carme Chaparro
, presentadora de informativos Telecinco, con más de doce mil followers.

Deportistas como Gerard Piqué, con más de cuatrocientos ochenta mil followers… O Andrés Iniesta con más de novecientos once mil followers…


Elena Sánchez
, antes dirigía Cuatro, ahora en el Grupo Prisa, con más de catorce mil followers…

O Ignacio Escolar con más de cuarenta y dos mil followers…

Está claro que el uso que hace cada uno es distinto…

Yo hago casi uso nulo, pero sigo a mucha gente.

Piqué, Puyol, Cesc e Iniesta lo usan para meterse unos con otros, para decir cómo les va la vida, pedir recomendaciones de películas, anunciar nacimientos o reventar exclusivas a la prensa del corazón… Oooh, moc, moc.

Agustín Jiménez, Florentino Fernández o Buenafuente para charlar con los seguidores, preguntarles cosas, vacilar…

Ignacio Escolar y el resto de los periodistas lo usan para anunciar sus artículos, preguntar información, recoger y trasmitir temas que son importantes en ese momento…

Twitter en el teléfono

Y de ahí, de todos esos seguidores que llevan Twitter en sus teléfonos y que en un momento dado ponen sus ojos en algún tema, surge el Twitter como herramienta de control.

Cuando alguien escribe un Hashtag en un Tweet (una palabra clave precedida del símbolo #) se etiqueta con otros que lleven esa misma etiqueta… y así un tema puede ir ganando popularidad porque hay mucha gente escribiendo sobre él…

Eso es lo que pasó el miércoles pasado… Mientras muchos veíamos el partido entre el Barça y el Shakhtar, se estaba cociendo el tema #eurodiputadoscaraduras… que creció como la espuma poniéndose en el número 1 de TT (Trending Topic – “tema del momento”) en España y obligando a que esa misma noche el PSOE y UPyD sacaran comunicados diciendo que cambiarían el sentido de su voto.

Algo similar ha pasado con el caso #sostres… Un nuevo subidón del hastag hasta colocarse arriba de la lista de TT y el periódico El Mundo retira el artículo de la edición de internet… tarde para que no saliera en la edición impresa. Pedro J. pide perdón, trabajadores de El Mundo piden en un comunicado que se prescinda de Sostres… pero nada más… salvo la pelea habitual entre distintos medios…

Veremos cómo evoluciona Twitter en los próximos meses… sin duda, de momento, es la red social más de moda. El tener la posibilidad de que sucedan estas reacciones es muy positivo, pero siempre dependerá del uso que cada uno le dé o le demos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.