Mi primera experiencia en la Zubiri – Pamplona – Puente la Reina

Mi primera experiencia en la Zubiri – Pamplona – Puente la Reina

Sííííí!!!! ¡¡¡Lo hice!!! ¡¡Prueba superada!! ¡¡¡Reto conseguido!!!

Y muy bien, además…

Cruzando la meta en Puente la Reina. Foto: Facebook P2P

El pasado mes tenía un objetivo. El 14 y 15 de septiembre tuvo lugar la XI P2P (Maratón de Patinaje de Pamplona a Puente La Reina), este año, además, con una novedad: la carrera pasaba a ser una prueba de dos etapas. Una primera de Zubiri a Pamplona, de 21 kilómetros; y la segunda, el maratón de Pamplona a Puente la Reina, 42 kilómetros.

Todo se me dio genial… la organización fantástica… y yo muy, muy bien…

Perfil de la primera etapa: Zubiri – Pamplona

Con la etapa del sábado estaba tranquilo… el perfil era predominantemente bajada y estaba seguro de que lo podría hacer en menos de una hora y media, que era el tiempo máximo. En Madrid las media maratones que he hecho, las he acabado en una hora y trece minutos… más o menos. ¡Y me sobró tiempo!! 58 minutos hice en la etapa de Zubiri – Pamplona.

Antes de la salida en Zubiri

Esa primera etapa fue dura por el viento, por la novedad… por el desconocimiento de todo….

En la salida fui el último, detrás justo de Serafín Zubiri… pero cuando pasé la salida hubo una caída y era un follón… así que en cuanto pude, me puse a culebrear y a adelantar gente… además, como era un poco de bajada pude irme un poco y juntarme con alguno que llevaba buen ritmo… lo que no quería yo era petarme mucho en esa primera media maratón y guardarme energía para el plato fuerte del día siguiente.

En la salida de Zubiri, con Serafín Zubiri

Íbamos en grupos grandes… y si te salías, el viento en contra te perjudicaba mucho… Aun así, pasada la subida gorda de la mitad, tiré cuesta abajo y me fui del grupo con el que había empezado.

¡¡Las travesías de los pueblos molaban muchísimo!! Había mucha gente que aplaudía y todos te animaban… algunos te ponían la mano para chocar con ellos… vamos, me sentía genial…

Además, a veces yo les aplaudía y les hacía gestos para que animaran más… ¡Era como el Cholo Simeone de los patines! Jejeeje…

Cerca del final había unas rotondas con el asfalto fatal…. pero bueno… se pasaba…

Todo el recorrido estaba genial señalizado… los baches, zanjas o grietas estaban pintados de verde fosforito… y así veías que ahí no había que meter el patín… ¡Enhorabuena a la organización!

La subida última fue heavy, como se ve en el perfil… desde el puente del río Arga hasta la plaza de toros de Pamplona… pero como la había hecho andando por la mañana, sabía lo que era…

Al final muy bien. Llegué bastante bien, cansado, pero bien… ¡Y muy contento!

Recogí las zapatillas, todo muy bien organizado y bebí agua con unos polvos que no sé qué eran, ¡pero me dejaron como nuevo!

El domingo me desperté a las 7:30, para prepararme y bajar a desayunar al buffet del hotel… Que aunque no lo tenía contratado, pensaba que me vendría bien cargar pilas.

Me puse mis cascos, mi música y me bajé a desayunar… huevo frito, bacon, jamón, queso, piña, melón, sandía y membrillo… desayuno de campeonato. Pero quise controlar un poco para no vomitarlo todo en la primera subida…  Además, tenía tiempo para hacer la digestión…

Cuando ya iba a salir a las 8:45, porque había que entregar las mochilas a las 9:15, vi que había estado lloviendo y estaba todo mojado….

oh, oh….

Llegada a la Plaza del Castillo por la mañana. Suelo mojado.

Fui a la emblemática Plaza del Castillo, donde era la salida y allí ya me encontré con Ángeles, una antigua alumna de Econieve con la que estuve patinando unos días antes en Arganda y que es una guía perfecta para la P2P, ya que la ha hecho en ocho ocasiones…

Con Ángeles antes de la salida

Estuve un rato con ella y su grupo de amigos…. y como seguía chispeando y hacía fresco, fueron aplazando la entrega de bolsas a las 9:30 y luego a las 9:45…

A las 9:30 me puse los patines ya… y me fui a dar unas vueltecitas por la plaza…. a probar cómo iba la cosa y cuánto escurría…

Parecía claro que se iba a salir, así que nada, entregué todo y me preparé.

Como estaba en el box 4, de los últimos, le dije a Ángeles que tirara ella, que no la iba a seguir… que su ritmo era muy alto y tal….

en la salida fui detrás de ella… se me ve en este vídeo en el 1:25…

Ella va de rojo delante de mí… yo voy con pantalón azul y mi camiseta blanca de Hablamos de esquí… y casco blanco…

Ella me había dado consejos muy importantes… como que tuviera mucho cuidado en las rotondas que con el aceite de los coches y el agua escurría mucho…

Salida de Pamplona. Foto: Facebook P2P

A las diez en punto tuvo lugar la salida… ella se fue… yo me quedé con otra de su club y uno de Vallecas que también era amigo de Ángeles…. y así hicimos toda la salida de Pamplona…

Pero al llegar a la bajada de la universidad, me tiré recto, de pie, pero sin frenar, como me dijo uno de la tienda de El Patín de Oro con el que había estado hablando la semana antes de ir…

Perfil de la segunda etapa: Pamplona – Puente la Reina

Lo malo es que al coger velocidad, yendo de pie, me temblaban los patines… así que me agaché para ponerme a huevo, como en el esquí, y así eliminar vibraciones… meter presión a los patines, flexión… y a aguantar ahí… porque se veía que la carretera seguía recto…

Así alcancé a Ángeles…. y me pegué a ella…

Me fue dando indicaciones a partir de ahí, la primera subida chunga… larga…. con chinchetas en el suelo que había que esquivar o saltar…

Vi a uno de camiseta verde que iba a mi ritmo…. y nos alcanzaron la chica y el amigo de Ángeles… La chica era muy buena y se piró… el chico se quedó con nosotros y en una curva en un pueblo, que había que cruzar un puente, le cerraron en la curva y tuvo una caída….

Yo vi que se levantaba, pero Ángeles se quedó a esperarle y a interesarse por él….

Yo seguí… porque total, no podía hacer nada por él… (lo siento).

Seguimos el de la camiseta verde y yo… que resulta que era de Zaragoza. Carlos, se llamaba…

Subimos, llaneamos… y al rato oí que llegaba Ángeles… porque tiene un patín que hace ruido de vibración cuando lo apoya. Nos alcanzaron y formamos el grupo de cuatro….

Aunque yo en las bajadas me iba… luego me alcanzaban…

En las dos subidas fuertes me quedaba atrás, el ritmo de Ángeles es una pasada, su “tran-tran”… Pero al llegar arriba… ¡yo me ponía a huevo y llegaba hasta donde estaban ellos!

Aprovechando al máximo mi posición de huevo. Foto: albertomas.blogspot.com

Todo superguay… los pueblos, la gente animado… la carretera cortada totalmente, pasando al lado de campos de cultivo… de un río, de un embalse… y al final un bosque de pinos, mientras haces la subida de la muerte…

Entrando en un pueblo. Foto: albertomas.blogspot.com

Ángeles se sabía el camino, se sabía las partes chungas… aun así, la organización de lujo. Te mostraban carteles avisando de curvas cerradas, de alcantarillas, de agujeros… arena, agua…

En un pueblo había todo eso en la entrada… ¡joder! ¿¿y no podían poner algo más??

Yo no quería saber cuánto llevábamos… ni cuanto quedaba…. sólo sabía que habíamos salido a las 10 en punto… así que sobre las 11:20 me imaginaba que la cosa iba bien…

Sobre todo, porque al estar Ángeles ahí (que hace unas dos horas y ocho minutos en la P2P), me imagina que iba bien…  y la verdad es que de ritmo iba cómodo…

Con Carlos, de Zaragoza. Casi toda la carrera juntos. Foto: albertomas.blogspot.com

A esa altura ya era raro adelantar a alguien o que te adelantaran a ti… no había viento, la carretera ya se iba secando… no hacía mucho calor… Condiciones óptimas.

Yo llevaba mi botella de agua para beber, pero había tres puntos de avituallamiento, con botella de agua y en uno de ellos, además, medio plátano…

Después de una subida jodida, yo me imagina que esa era la anterior a la de la muerte… y cuando nos reagrupamos le pregunté a Ángeles… y sí, nos quedaban unos seis kilómetros disfrutando de un paisaje guapísimo… con un asfalto en buenas condiciones… ¡y luego la subida!

Durante el camino, me habían dicho que cuidado con las bajadas, con las dos curvas chungas… la de Artazu y otra que va después…. (las que yo me había visto en vídeos mil veces)… Que frenara, me decían. Que no fuera como con las otras bajadas….

Empezó la subida y Ángeles puso su ritmo de martillo pilón…

Al principio podía seguirla, pero enseguida no… abrió hueco con su amigo y yo me quedé con el maño…

Yo notaba las manos dormidas y empecé a mover los brazos para ayudarme… y de pronto encontré un ritmo cómodo… con los brazos, las piernas…. y empujando…

Noté que el patín subía… que se deslizaba bien… el maño se quedaba todo el rato…. yo empecé a alcanzar gente que iban fatal en la subida… ¡¡y les pasaba!!

No me permitía pensar cuánto quedaría de subida, si sería ya después de la siguiente curva, o cuánto quedaría… yo seguía a mi ritmo… con mi movimiento de brazos… y subiendo…

Viendo vídeos sabía que cuando viera a la gente en un lateral, que se colocan ahí en muchos vídeos, a partir de ese punto, quedarían 200 metros…

Así que nada… paciencia y subiendo… ¡¡hasta que los vi!!

¡¡Menudo subidón!! Ya no quedaba nada…

Hice alto… bebí agua… y me tiré para abajo….

Iba solo. Al rato me alcanzaron dos chavalitas que las había adelantado en la subida, pero que eran de un club o algo….. les pregunté por las curvas chungas, porque ya estaban ahí… y seguí su trazada…

Ellas frenaban… y yo también…

Las tomé muy bien… sin ningún peligro… aunque quizá con poca velocidad. Pasadas las dos curvas es cuando mi endomondo me ha marcado los 50 km/h… yo a huevo… para evitar vibraciones… disfrutando de la bajada…

Te encontrabas con gente en bici que te daba ánimos diciendo que en cuatro kilómetros estaría tomando cervezas…

jejeje

Yo iba intentando bajar lo más que podía, para ver si contactaba con Ángeles y su amigo… que ya los había empezado a ver a lo lejos…

Pero ya cada vez era más llano todo y perdía mi ventaja…

Intenté remar… alcanzarlos… pero ya cuando vi que estaba entrando en Puente La Reina y seguían lejos, vi que no iba a poder ser.

Pasé la señal de 500 metros para meta y ya pasé de todo… a disfrutar de los últimos metros…

Y… ¡Guuaaauu!

Menudo ambiente para recibir a unos paquetes como nosotros… ¡¡la verdad es que está genial!!

Si alguna vez veo una carrera popular animaré de la leche… ¡porque al participante le da un chute de energía brutal!

jejeje

Cruzando la meta en Puente la Reina. Foto: Facebook P2P

¡Entré en la meta…. y genial! ¡Lo había conseguido!

2:11:00… ¡me sobraron 19 minutos!

Con mi dorsal sellado: 2 h. 11′ 00″

¡¡Y no estaba muy muerto!!!

El cuarteto que hicimos casi todo el camino juntos.

Busqué mi bolsa, me cambié… me tomé un plato de macarrones a la boloñesa… la bebida de los polvos esos… y estaba de lujo… ¡Feliz!

Aquí el vídeo oficial de la organización en el que se me puede ver al principio, en el 0:30, con unas declaraciones y luego en mi característica posición de “huevo” sobre el 6:20.

Además, gracias a este vídeo que ha emitido Teledeporte, me han visto algunos compañeros de esquí por sorpresa.

Lo he pasado muy bien, creo que se nota. Intentaré seguir entrenando un poco y el año que viene, si puedo, ¡repito!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.