Siguiendo los pasos de Amaia Salazar en la Trilogía del Baztán I

Hace unas semanas hice un viaje a Elizondo, para seguir los pasos de la inspectora Amaia Salazar, de la trilogía del Baztán escrita por Dolores Redondo.

Con esta serie de post, voy a ir recordando y mostrando algunos de los rincones tan encantadores de ese pueblo y, a la vez, tan bien reflejados en las dos primeras novelas: “El guardián invisible” y “Legado en los huesos”.

Debo decir que la visita guiada es más que recomendable. Pinchando aquí tenéis toda la información relativa a esas visitas.

Juan Mari Ondikol

Aquí tenéis a Juan Mari Ondikol, el guía que nos acompañó por los lugares imprescindibles en las novelas.

Iglesia de Santiago

Voy a empezar por la iglesia de Santiago. En “El guardián invisible” Dolores escribe lo siguiente:

Iglesia de Santiago

Había anochecido cuando Amaia llegó a la puerta de la iglesia de Santiago. Empujó el portón, casi segura de que estaba cerrada, y cuando éste cedió suave y silenciosamente se sorprendió un poco y sonrió ante la idea de que en su pueblo aún pudiera dejarse el templo abierto.

Altar iglesia de Santiago

El altar aparecía parcialmente iluminado y un grupo de unos cincuenta chavales se sentaban en los primeros bancos. Introdujo las puntas de sus dedos en la pila y se estremeció un poco al notar el agua helada en la frente.

Iglesia de Santiago

Después de un diálogo y más descripciones del interior de la iglesia, sigue:

Salió de la iglesia de Santiago y caminó lentamente, aprovechando que la oscuridad y el inteso frío habían vaciado las calles a pesar de la temprana hora. Atravesó los jardines de la iglesia y apreció la belleza de los enormes árboles que la rodeaban compitiendo en altura con las dos torres del templo.

Aquí os dejo los enlaces a los sitios que visité:

Artículo I. La iglesia.

Artículo II. Las calles de Elizondo.

Artículo III. La plaza.

Artículo IV: Las inundaciones.

Artículo V: El cementerio.

Artículo VI: Descubrimiento de los cuerpos.

Artículo VII: Los txantxigorris.

Artículo VIII: Hospitalenea.

Artículo IX: Recorriendo Elizondo.

Artículo X: Pasaje entre Jaime Urrutia y Santiago.

Artículo XI: Recorriendo Elizondo II.

Artículo XII: Muniartea.

Artículo XIII: Hotel Baztán.

Artículo XIV: Comisaría de la Policía Foral.

Artículo XV: Hostal Trinkete.

Artículo XVI: Restaurantes en Pamplona.

Artículo XVII: Aínsa.

1 comment

  1. Irune says:

    Muy buen aporte. Estoy empezando el primer libro y tenía ganas de ver imágenes de los lugares que aparecen en él. Sin duda que cuando acabe la trilogía iremos a ver Elizondo y el valle del Baztán.

Leave a Reply