Siguiendo los pasos de Amaia Salazar en la Trilogía del Baztán XIII

Hoy sale a la venta la última entrega de la Trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, así que voy a volver a los artículos sobre la visita que hice a Elizondo hace unos meses.

En El guardián invisible aparece lo siguiente:

Hotel Baztán

El hotel Baztán se encontraba a unos cinco kilómetros por la carretera de Elizondo y tenía el aspecto de los hoteles de montaña pensados para ir con grupos escolares, senderistas, familias y amigos. La fachada formaba un semicírculo plagado de terrazas que se asomaban sobre una plazoleta que hacía las veces de parking y en las que resultaban incongruentes las mesas y sillas de plástico amarillo, sin duda pensadas para las tardes veraniegas, pero que la Dirección del hotel se empeñaba en mantener todo el año, dando a la fachada un colorista tono tropical más propio de un hotel playero mexicano que de un establecimiento de montaña.

Hotel Baztán

En otro momento de la novela… ¡NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS ACABADO EL GUARDIÁN INVISIBLE!

Para cuando salieron del aparcamiento no había ni rastro del coche de Montes. Pero no le hizo falta. Sabía de sobra adónde se dirigía. Se demoró conduciendo tranquilamente para darle tiempo a llegar y cuando el inspector Iriarte comenzaba a impacientarse salió de Elizondo en dirección a Pamplona. Cinco kilómetros más adelante detuvo el coche en el aparcamiento del hotel Baztán. Iriarte iba a preguntar cuando reconoció el coche de Montes aparcado cerca de la entrada del restaurante. Amaia aparcó enfrente y permaneció en silencio hasta que vio llegar el Mercedes de Flora, que miró repetidamente a su alrededor antes de entrar al local.

-Por eso necesitaba este coche, ahora lo entiendo- dijo Iriarte.

Sin decir una palabra, Amaia le hizo un gesto y ambos bajaron del vehículo. Había oscurecido por completo, y aunque por lo temprana de la hora no había tantos coches en el aparcamiento como el día anterior, pudieron acercarse lo suficiente como para ver bastante bien el comedor a través de la cristalera...

Hotel Baztán

¿Te acuerdas como sigue, verdad? Si no, ya sabes, ¡a leerlo!

Aquí os dejo los enlaces a los sitios que visité:

Artículo I. La iglesia.

Artículo II. Las calles de Elizondo.

Artículo III. La plaza.

Artículo IV: Las inundaciones.

Artículo V: El cementerio.

Artículo VI: Descubrimiento de los cuerpos.

Artículo VII: Los txantxigorris.

Artículo VIII: Hospitalenea.

Artículo IX: Recorriendo Elizondo.

Artículo X: Pasaje entre Jaime Urrutia y Santiago.

Artículo XI: Recorriendo Elizondo II.

Artículo XII: Muniartea.

Artículo XIII: Hotel Baztán.

Artículo XIV: Comisaría de la Policía Foral.

Artículo XV: Hostal Trinkete.

Artículo XVI: Restaurantes en Pamplona.

Artículo XVII: Aínsa.

Leave a Reply